Categorías
Análisis express

El potencial de la diversidad intralingüística de los relatos

En una serie o película, además de comunicar, los idiomas ambientan, caracterizan y a veces desempeñan una función en el desarrollo dramático de la historia. Y para ello con frecuencia no hace falta que en el relato se hablen dos lenguas distintas, sino que gracias a la diversidad intralingüística es posible recurrir a las variaciones de una sola lengua.

De este modo, se pueden mostrar las diferencias entre personajes que hablan versiones de la misma lengua, ubicarse en una región dispar sin cambiar el código lingüístico o proponer que un dialecto sea detonante, obstáculo o cometido narrativo equivalente.

Las posibilidades narrativas de la variación intralingüística

Una lengua muestra diversidad en al menos cuatro planos. Se emplea de manera distinta en función del contexto (1) y la clase social (2), cambia si se extiende por un territorio (3) y evoluciona con el tiempo (4). Por consiguiente, al escribir una historia no está de más plantearse la riqueza que podría aportar cualquiera de estos supuestos.

En primer lugar, la elección de una variación lingüística particular para ciertas situaciones denotaría mayor o menos prestigio social de tal variedad diatópica, como si fuese diglosia intralingüística.

Es habitual que el lenguaje de los medios (y en menor medida el de las obras artísticas) sea en un dialecto concreto de cada idioma, aunque a menudo se neutralicen algunos rasgos como el acento. Asimismo, ciertos geolectos no se representan o muy poco; una serie de Galicia normalizó una variedad dialectal en su día.

Las variantes territoriales según la ficción

Las variedades geográficas de un idioma conllevan otro vocabulario, estructura o cierta forma de pronunciar. Por ejemplo, se han llegado a distinguir 28 modalidades del español. Que algunos personajes se expresen en determinada variedad territorial llevará a la incomprensión o a la ocultación del acento para el engaño y esto causará comicidad, suspense o identificación en los espectadores.

La interacción de personas que hablan dialectos diferentes no es rara; como dato, según el INE, la tasa de emigración interregional en España fue del 7% en 2019. Es más, la homogeneidad dialectal de ciertas obras audiovisuales a menudo no resulta verosímil.

La actriz nacida en Vancouver que interpreta a Robin en la comedia How I Met Your Mother (2005-2014) explica la decisión de los guionistas para que se explicite desde la segunda temporada que su personaje es canadiense

La ficción permite conocer variedades temporales

Por otro lado, los personajes que en los relatos de ciencia ficción viajen en el tiempo más de unas pocas décadas deberían toparse con disparidades lingüísticas… o no, si hay una explicación para ello.

En un capítulo de Doctor Who (2005-), el protagonista y Martha retroceden en el tiempo a la Inglaterra de 1599. Ella intenta responderle a Shakespeare pronunciando los tres arcaísmos que recuerda: verily, forsooth, egads.

Sin embargo, el doctor le pide que no haga eso (hablar inglés del siglo XVI). Se deduce que la habilidad de traducción simultánea intergaláctica de su nave TARDIS también incluye las formas de hablar de tiempos pasados. Por eso desde la perspectiva de ella Shakespeare se expresa en el inglés de principios del siglo XXI.

El caso de las lenguas mutuamente inteligibles

Tengamos en cuenta que lo que produce la fragmentación lingüística y hace que un dialecto devenga idioma propio no responde únicamente a razones lingüísticas. Hay también motivos sociales, históricos o políticos.

Existen hoy algunos grupos de lenguas técnicamente diferentes con muchos puntos en común. Gråzon (2018) es una coproducción nórdica con acción en Dinamarca y Suecia. Aparte de inglés, en esta miniserie se hablan sobre todo danés y sueco, dependiendo de la procedencia de los personajes sin que en esta ocasión surjan problemas comunicativos.

*

Sea mediante diversidad intralingüística (dialectos) o interlingüística (varios idiomas), la ficción puede ayudarse del lenguaje articulado para que nos traslademos a esos mundos que podrían ser.